Issue Brief

Las prohibiciones estatales para el aborto amenazan a 6.5 millones de Latinas

El grupo más grande de mujeres de color que sufre prohibiciones

November 2022

Katherine Gallagher Robbins, Candace Gibson y Shaina Goodman

Read in English

Este análisis refleja el panorama legal a nivel estatal hasta noviembre, 2022. A medida que las leyes y políticas públicas estatales continúen cambiando a raíz de la decisión de Dobbsde la corte suprema de los Estados Unidos, la composición a nivel nacional de las personas impactadas por prohibiciones de aborto cambiará. Por ejemplo, la enmienda a la constitución del estado de Michigan que garantiza el derecho al aborto y la decisión de la corte suprema del estado de Carolina del Sur que protege el derecho al aborto amparado por su constitución estatal significan que más personas, particularmente mujeres negras y mujeres de recursos limitados, podrían acceder a servicios de aborto.

La decisión de anular Roe v. Wade ha perjudicado a millones de personas en todo el país, impidiendo su acceso al aborto, alterando su futuro económico, y poniendo en riesgo su salud e incluso sus vidas. El impacto de esta decisión es particularmente dañino para las mujeres de color, que tienen menos probabilidades de tener seguro y enfrentan mayores barreras económicas para acceder al aborto.

La decisión de Dobbs tiene impactos únicos en las comunidades Latinas. Como demuestra este análisis, la comunidad Latinx es un grupo diverso. En este análisis, las personas se identifican como Latinx si seleccionan ser de origen hispano, latino o español. Debido a las limitaciones de los datos, este análisis no incluye a las personas que no se identifican como mujeres pero que pueden quedar embarazadas, incluyendo a los hombres transgénero y las personas no binarias (consulte Robbins y Goodman para obtener información adicional). En este caso, donde todas las personas encuestadas se identifican como mujeres, usamos el término Latina en todo momento. Sin embargo, Latina Institute y la Asociación Nacional, conscientes de la importancia de la gama completa de identidades de género, utilizan términos neutros en cuanto al género en todos sus materiales siempre que sea posible. «Latina/x» es un término que desafía el género binario en el idioma español y abarca la diversidad de géneros que a menudo se borran activamente. Para comprender estos impactos, es fundamental comprender que el término «Latina» refleja a personas con una diversa gama de historias, culturas, idiomas, países de origen y condiciones socioeconómicas. Dada esta diversidad, es importante reconocer que las experiencias de las Latinas en los servicios de salud tampoco son, por supuesto, monolíticas. Como resultado de las identidades variadas y entrecruzadas que tienen las latinas, a menudo enfrentan barreras cada vez mayores para acceder a los servicios de salud – desde tasas bajas de cobertura de seguro hasta desconfianza en los proveedores médicos debido al legado de la esterilización forzada u otras prácticas coercitivas, hasta sentimientos antiinmigrantes y discriminación en los sistemas salud y las políticas de salud pública, hasta la falta de servicios lingüística y culturalmente apropiados.

Estas mismas barreras – que varían entre las comunidades Latinas – socavan el acceso a los servicios de aborto y solo se han visto exacerbadas por las prohibiciones al aborto que se han aprobado o es probable que se aprueben a raíz del fallo de Dobbs.

Un nuevo análisis de la Asociación Nacional para Mujeres y Familias y el Instituto Nacional de Latinas para la Justicia Reproductiva revela el impacto dañino de Dobbs en las Latinas. Estos son los hallazgos más importantes:

  • Casi 6.5 millones de Latinas, el 42 por ciento de todas las Latinas de 15 a 49 años,Si bien las personas de muchas edades pueden quedar embarazadas, en este análisis utilizamos las edades de 15 a 49 años para alinearnos con el Instituto Guttmacher, la Organización Mundial de la Salud y otros. No todas las mujeres en edad reproductiva tienen el potencial de quedar embarazadas; es posible que muchas de ellas no puedan hacerlo por razones médicas o que no participen en actividades sexuales que podrían resultar en un embarazo. viven en los 26 estados que han prohibido o es probable que prohíban el aborto. Las Latinas representan el grupo más grande de mujeres de color afectadas por las prohibiciones estatales actuales o probables.
  • Casi la mitad de todas las Latinas que viven en estos 26 estados ya son madres,Este análisis define el término «madre» como tener al menos un hijo propio en el hogar (incluyendo hijastro, adoptado o biológico) menor de 18 años. Debido a las limitaciones de los datos, hay madres que no están incluidas en esta definición, incluyendo a aquellas que tienen hijos no residentes o mayores o aquellas cuyos hijos han fallecido incluyendo 839,700 madres de niños menores de tres años. Las investigaciones muestran que cuando las madres no pueden acceder a los servicios de aborto, la seguridad económica y el desarrollo de sus hijos existentes se ven afectados negativamente.
  • Casi 3 millones de Latinas que viven en estos estados carecen de seguridad económica.Si bien las personas de todo el espectro de ingresos pueden tener dificultades para que el dinero les alcance para llegar al fin de mes, en este análisis definimos «carecer de seguridad económica» como vivir en una familia por debajo del 200 por ciento de la línea de pobreza federal. Las mujeres con ingresos bajos se ven especialmente afectadas por las prohibiciones estatales, ya que es más probable que no tengan acceso a los fondos necesarios para viajar a otro estado para recibir servicios de aborto. Además, las mujeres a las que se les niega los servicios de aborto tienen muchas más probabilidades de caer en la pobreza como resultado.
  • Cerca de la mitad de todas las Latinas veteranas de las fuerzas armadas en los EE. UU. viven en estados que han prohibido o que es muy probable que prohíban el aborto después de Dobbs. Si bien el Departamento de Asuntos de Veteranos (VA, por sus siglas en inglés) de EE. UU. actuó recientemente para ampliar el acceso a los servicios de aborto, no todos las personas veteranas son elegibles para recibir servicios de salud de VA o no los utilizan.
  • Casi el 43 por ciento de las Latinas con discapacidadesEn este análisis, se identifica que las personas tienen una discapacidad si respondieron que tienen dificultades en uno o más de los siguientes ámbitos: Visión, audición, cognición, servicios ambulatorios, autocuidado y vida independiente. Esta es una definición limitada de discapacidad que excluye a una parte de las personas discapacitadas. Para obtener más información sobre cómo se mide la discapacidad en la Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense, consulte cómo se recopilan los datos sobre discapacidad de la Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense. viven en estos 26 estados. Las personas con discapacidades ya enfrentan barreras y discriminación para acceder a los servicios de salud y las personas discapacitadas de color experimentan una «double carga». Las personas con discapacidad que buscan servicios de aborto enfrentan estas mismas barreras, agravadas por los estereotipos y el estigma con respecto a la sexualidad de las personas con discapacidad. Dobbs ha agravado estos problemas al agregar costos adicionales y barreras de accesibilidad a los servicios.
  • Más de 1 millón de Latinas que viven en estados que han prohibido o que es probable que prohíban los abortos, informan que no hablan inglés en lo absoluto o no lo hablan bien.Entre las personas encuestadas que reportaron no hablar inglés o no hablarlo bien, la gran mayoría (más del 99 por ciento) habla español; menos del uno por ciento habla portugués o un idioma nativo. Esta barrera del idioma crea desafíos considerables para acceder y recibir servicios de aborto culturalmente competentes.
  • Las Latinas de todos los grupos raciales se ven afectadas por el fallo de Dobbs, incluyendo 107,100 Latinas de raza negra, 56,500 Latinas nativas americanas, 18,500 Latinas estadounidenses con ascendencia asiática y de las islas del Pacífico y 820,500 Latinas multirraciales. Estas comunidades son las más afectadas por las prohibiciones al aborto, ya que las comunidades de color, en particular las comunidades de raza negra e indígenas, ya enfrentan menos acceso a los servicios de salud básicos, incluyendo los anticonceptivos.

Las acciones de ciertos estados son especialmente dañinas para las Latinas y sus familias. Encontramos que las Latinas en tres estados – Florida, Texas y Arizona – representan las tres cuartas partes de las Latinas en los estados con prohibiciones y casi un tercio de todas las Latinas en edad reproductiva en la nación.

  • Texas alberga a 2.9 millones de Latinas en edad reproductiva – el 19 por ciento de todas las Latinas en edad reproductiva del país y el 45 por ciento de las Latinas que viven en estos 26 estados. De estas Latinas, 1.4 millones son madres, incluyendo 385,700 madres de niños menores de tres años, 1.4 millones carecen de seguridad económica, 21,700 son veteranas de las fuerzas armadas y 171,200 tienen discapacidades. Todas se ven perjudicadas por la prohibición draconiana del aborto de Texas, que impide los abortos en todas las etapas del embarazo excepto en emergencias médicas que ponen en peligro la vida.
  • Florida alberga a 1.4 millones de Latinas en edad reproductiva: El 9 por ciento de todas las Latinas en edad reproductiva del país y el 21 por ciento de las Latinas que viven en estos 26 estados. De estas Latinas, 585,200 son madres, incluyendo 145,100 madres de niños menores de tres años, 570,000 carecen de seguridad económica, 8,400 son veteranas de las fuerzas armadas y 72,500 tienen discapacidades. Todas estas mujeres se ven perjudicadas porlas leyes dañinas para el acceso al aborto de Florida, que prohíben prácticamente todos los abortos después de las 15 semanas de embarazo, incluyendo los que resultan de violación, incesto o trata de personas.
  • Arizona alberga a 587,600 Latinas en edad reproductiva: El 4 por ciento de todas las Latinas en edad reproductiva del país y el 9 por ciento de las Latinas que viven en estos 26 estados. De estas Latinas, 270,200 son madres, incluyendo 77,200 madres de niños menores de tres años, 227,400 carecen de seguridad económica, 4,100 son veteranas de las fuerzas armadas y 38,000 tienen discapacidades. Estas Latinas se ven perjudicadas por las múltiples prohibiciones para acceder a los servicios de aborto en Arizona, incluyendo una prohibición casi total que obligó al cierre de clínicas. Esa prohibición ha sido bloqueada temporalmente por una orden judicial, aunque el aborto sigue prohibido después de 15 semanas. Si bien estas leyes se litigan activamente, el ir y venir sobre cuándo se pueden realizar abortos en el estado ha causado confusión y caos tanto para los proveedores como para los pacientes.

Ver tabla en pantalla completa

La forma en que las Latinas se verán afectadas por estas prohibiciones depende, por supuesto, de algo más que su dirección. Por ejemplo, dado el aumento de los recursos económicos necesarios para acceder a abortos en muchas comunidades, las Latinas en estos 26 estados que enfrentan grandes diferencias salariales tienen una probabilidad particular de verse perjudicadas. De hecho, las Latinas tienen una de las brechas salariales más grandes entre las mujeres, y se les paga solo 54 centavos por cada dólar pagado a los hombres blancos no hispanos. Esto se debe, en parte, a que las Latinas están sobrerrepresentadas en ocupaciones de servicios de salarios bajos, como meseras y personal de limpieza. Nuestra investigación muestra que casi 1.4 millones de Latinas en los 26 estados encuestados trabajan en ocupaciones de servicios.Las ocupaciones de servicios son las definidas por IPUMS. Es menos probable que estos mismos trabajos brinden acceso a los apoyos que son necesarios tanto para acceder a los servicios de aborto como para lograr seguridad económica, incluyendo los días de enfermedad pagados y el horario de trabajo flexible.

Las prohibiciones del aborto también aumentan las amenazas de criminalización que enfrentan muchas comunidades Latinas. Las leyes antiinmigrantes y la vigilancia en contra de los inmigrantes y las personas Latinas prevalecen especialmente en muchos de los mismos 26 estados que han prohibido o es probable que prohíban el aborto. Estas políticas, junto con una mayor vigilancia de las personas que intentan acceder a los servicios de aborto, pueden hacer que viajar fuera del estado sea especialmente precario o incluso imposible para las Latinas, especialmente aquellas en riesgo de deportación, detención y separación familiar. Incluso para las Latinas que son ciudadanas estadounidenses o tienen documentación, el clima de miedo puede imponer barreras considerables para acceder a los servicios. En particular, encontramos que el 39 por ciento de todas las Latinas que viven en los 26 estados que han prohibido o es probable que prohíban el aborto nacieron fuera de los EE. UU.Las personas nacidas en los territorios y posesiones de los EE. UU. nacen en los EE. UU.; este grupo incluye personas con diferentes estatus de ciudadanía, entre quienes el temor a la vigilancia puede ser particularmente frecuente.

Los daños que ocasionan las prohibiciones al aborto se ven exacerbados por la desinformación desenfrenada dirigida hacia las comunidades Latinas, evidenciada por mensajes transmitidos en español y con imágenes de personas de raza negra y de color. Estas afirmaciones falsas incluyen información incorrecta sobre la legalidad del aborto, así como afirmaciones médicamente inexactas sobre las implicaciones para la salud de los abortos. Esta avalancha de desinformación socava aún más la confianza entre las Latinas y los proveedores de salud y exacerba las desigualdades en los resultados de salud reproductiva y en el acceso al aborto.

El Instituto Nacional de Latinas para la Justicia Reproductiva ha creado la Petición de Solidaridad de Justicia Reproductiva para las Latina/xs, un llamado a los funcionarios electos y a las personas que toman decisiones la cual se centra en que la autonomía corporal es fundamental para las comunidades Latinas. Las personas líderes de la Asociación Nacional de Liderazgo Hispano han desarrollado la Agenda Hispana de Políticas Públicas 2020-2024 que aborda las necesidades de nuestras comunidades para progresar, desde un lenguaje inclusivo hasta el derecho a servicios de salud de calidad, incluyendo los servicios de aborto. Ahora es el momento de seguir a estos líderes y apoyar su llamado a la autonomía corporal y el acceso a los servicios del aborto para todas las personas.

Nota metodológica: Este análisis utiliza la Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense 2016-2020 a la que se accede a través de IPUMS USA, Universidad de Minnesota, www.ipums.org. Utilizamos un conjunto de datos de cinco años para tener un tamaño de muestra suficientemente considerable para analizar los datos a nivel estatal.

Los autores desean agradecer a Ann Marie Benitez, Ulrika Brameus, Emily Champlin, Natalie Carlier, Eiley Fong, Mettabel Law, Llenda Jackson-Leslie, Josia Klein y Cristina Toppin por sus contribuciones.

Recursos